El tiempo… – Virginia Janza


El tiempo pasa tan absurda, tan ridículamente, que sólo percibimos ese cachito que nos toca todos los días, o no, pero ahí está: el tiempo, listo para ser apreciado, transportado, atravesado por una efímera sensación de sentirnos parte, de saber que ese minúsculo pedacito nos pertenece. Y dominamos el interior, o tal vez un montón de cosas, pero al fin de cuentas todo viene de adentro, de esos impulsos primarios: pasión, poder, ganas de sentirse parte, dueños de ese minúsculo pedacito. Somos esclavos del amor. Y negarlo sería perdernos esa historia tan linda, tan intensa, tan propia de todo lo que duele, desgasta y recarga un poquito más. Dame más de vos.
Y no, no me das.
No siento, no encuentro, no queda nada.



Virginia Janza, Lado Géminis.
Viajera, 2012.
Un baño en Asnieres, Georges Seurat.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *