Gervasio Monchietti reseña “Relámpagos”, de Jan de Jager


Un libro para el lector salteado



Relámpagos es un libro álbum, contiene poemas, cuentos y diversos textos breves de una variedad sorprendente. Su carácter fragmentario lo vuelve, a la vez, una antología, una bitácora de notas, una serie de juegos. El humor hacia ciertos gajes del oficio y la reescritura aparecen como un guiño permanente a lo largo del libro.



Es ideal para llevar de viaje, sobre todo cuando no sabemos si tendremos ganas de leer poesía, narrativa o ensayo. El libro participa de todos esos géneros a la vez. Tiene el humor de los Ambages de César Fernández Moreno, el trato amable con el lector de Macedonio Fernández y la inventiva de Max Aub.



El funcionamiento de los textos que propone Jan de Jager se parece mucho a lo que Fernández Moreno dice sobre los ambages: 



“… me parecen maquinitas de pensar, encendedores del sentir; me parecen piedritas, toquillas de la laguna de Chascomús, donde pasé mi infancia. O quizá, evitando la dureza de la piedra, aunque sea recordada con nostalgia, podría decir que los ambages son como vacuolas o células, como globitos de carnaval llenos de aire o de agua (esto también es Chascomús para mí), como chicles inflables pero no de goma sino de lenguaje, que es más elástico aún”



También es un libro para viajar porque su diseño invita a mirar. Recursos de la poesía concreta, tipografía de diferente cuerpo y dibujos, acompañan la edición. En una palabra, un juguete para chicos grandes. 


Gervasio Monchietti

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *