Mónica Rosenblum en Lo único que se puede decir es un ritmo


a veces es propicio
cruzar las grandes aguas
y entrar en el juego
de la diferencia

fui tan lejos
a buscar la contraseña
probé palabras
fechas
datos
números
di vuelta nuestros nombres
nuestros apodos
nuestros susurros
tomé mi sombra
por los tobillos
sacudiéndola
me fijé en el dorso
de nuestras miradas
di vuelta los bolsillos
del camino viejo
busqué en los predicados
en la mejilla del beso
y en la otra
desanduve secuencias
busqué en los zócalos
en el perímetro del laberinto
revolví las bisagras
de la distancia
me di vuelta
hice search
en las profundidades
desatornillé alcantarillas
di tantas vueltas
buscando la clave
la palabra mágica
que a b r a
cadabra
el password
que destrabe
la montaña de hielo
y sólo en la quietud
en el silencio de todos los oráculos
en el off de todas las imágenes
me fue revelada:

la contraseña es sí

Mónica Rosenblum
Umbral (pájarosló editora, 2008)

 

Monica Rosenblum nació en 1960. En poesía publicó: Ultima Piedra, Editorial Tierra Firme, 2002; Umbral, pájarosló editora, 2008; Mantra de palo, Tocadesata Ediciones, Bs. As., 2009; verde va con fucsia, La Parte Maldita Editora, 2012; la cuestión del pellejo, Alto Pogo, 2016; y la nouvelle poética el caso peralta o por hache y por bé, zindo & gafuri Ediciones, 2015.
Textos suyos fueron publicados por antologías independientes, como Color Pastel, Poesía Manuscrita, Revista Plebella, Libro “Reinvención”-Madonna, Libro Exit 75, entre otros. Su poema El hexafluoruro de uranio fue musicalizado por Cecilia Gauna en el CD Non Stop (2006).
Formó parte de Grupo Enjambre, con quienes editó el CD acántaros, ganador del Subsidio a la Creación del Fondo Metropolitano de las Artes, 2009. Co-coordinó el ciclo ¡Oh, aquellos banquetes avestrúsicos…!

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *