Leticia Manauta sobre Mi Amor es un Mundo


Mi Amor es un Mundo
por Leticia Manauta, docente, escritora, Secretaria de Cultura de la UPCN. FILBA 2018

Un libro es algo corpóreo, que comienza ante nuestra vista y tacto. Este libro es hermoso por fuera, en sus colores y diseño de tapa, también en su encuadernación.
Después si tenemos suerte y escritor talentoso tendremos un buen libro que nos atrapará y será difícil interrumpir su lectura.
Decía Aurora Venturini, “si escribís poesía podés escribir cualquier cosa”. Esto se liga al manejo del lenguaje, la poesía es como la destilación más pura del lenguaje.
La autora divide sus poemas en tres capítulos: Pleamares; Turbulencias; Calma Chicha. Y es fiel a esas divisiones.
No es aleatorio que la autora haya nacido y crecido en Mar del Plata. Los movimientos del mar es una presencia notoria en los poemas. No solo separa temáticas. Da cuenta de olores, sabores y ritmos. El ritmo del poema es algo central, esa cadencia que se da o no, que nos atrapa o no en un texto.
Aquí otra coincidencia, Marcela Manuel frecuentó durante varios años el canto y ese ritmo, esa cadencia está en todos los poemas de este libro.
Así el pleamar se anuncia con un poema que “crece desde el pie” diría Violeta Parra. “El libro todo empieza germinar/un instante/acontece/ de golpe./El libro /todo empieza a germinar/maroma de palabras/calambres/onomatopeyas ./ el libro/ todo/ chispas/un instante,tododoeltiempo/borravino/ bocaviento/el libro /todo/empieza a germinar.”
Es una marea que sube,que tiene esa fuerza de la planta irguiéndose, derecho al sol.
Llegarán las turbulencias, imparables, acelerando los tiempos y los ritmos:
“Yo en medio de la tormenta/ de la tarde/tomé/ la espada/tomé el cuchillo/ Yo/ en medio del infierno/ de la tormenta de la tarde/ tome el cuchillo/ y en el medio del infierno/ en esa tarde en medio de la tormenta del infierno/”.
Finalmente llegará la Calma Chicha que a su vez preanuncia un nuevo recomenzar de los ciclos marítimos, rítmicos, metaforizantes:

Solté el cabo de la amarra
pise la orilla
me adentré en las profundidades de la tierra
construí una casa con troncos secos ganados
/en batalla
planté otros
frescos
verdes
con palabras nuevas
susurros
vientos del norte

Esta mañana desperté
empapada

Volviste, amor
con el sol del verano

Bienvenida.

Un libro para leer, apreciar sus poemas como deleitándose con ricos manjares .

 

 

Foto: Tomás Escobar

Foto: Tomás Escobar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *