Tus ojos * Ricardo Czikk


Me contó que entre los tribunales y su oficina

al paso ella tocaba el árbol

de la vida

labrado entre las rejas

de la sinagoga en la calle Libertad

amuleto de hojitas negras

templadas

en el frío hierro

las acariciaba como si yo

allí estuviera

rezara

pero

                                                         yo no estaba adentro

pasaba fuera

del abad San Benito

rogaba

no cruz ni rosario

sino ver tus ojos

perla turquesa

escondidos tras los lentes para manejar

y sentir

a nuevo

cuando bajaba a buscarte

para fugarnos juntos

te imaginaba

libre

deseosa

de encerrarte

conmigo una vez más

tras

nuestras propias

luminosas rejas.

Ricardo Czikk, 2019.

Kuroishi

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *